Testimonios de nuestros alumnos

Nuestros alumnos han puesto palabras a sus vivencias y sensaciones, y las comparten aquí contigo:

Estoy muy sorprendida de haber sentido mi voz salir tan potente y segura. Salí muy contenta de haber cantado sin sentir dolor en la garganta, nunca lo había conseguido. He podido disfrutar del canto y me siento muy animada para seguir haciéndolo.

Montse Morilla Bailarina

He llegado con muchas ganas al taller y ha sido fantástico. He aprendido a cantar y a sacar y desbloquear conflictos. He podido tomar consciencia de mi cuerpo y todo guiada por una profesora fantástica y en un entorno maravilloso lleno de luz y naturaleza. Os recomiendo pasar por esta experiencia, ha sido extraordinaria, cantar conscientemente os ayudará a cambiar muchas situaciones.

Montse EbriNaturópata

En este curso de canto con Cristina he experimentado nuevas sensaciones, nuevas posturas y visiones. En mi situación actual estoy abriendo un nuevo camino, no en mi vida sino en mi existencia. Cristina hoy ha sacado mi voz ahogada, con mucha dulzura y una paz que solo oír mi nombre he vuelto a ser yo. Ha sido un día de risas, abrazos y lágrimas, todo muy dulce. Mujeres que dan y reciben al ritmo de una clave de sol que se llama Cristina. Ha sido un taller pedagógico, sanador y divertido y sobre todo muy natural. Cristina consigue con una naturalidad rosa que todas logremos y saquemos todo lo que cada una de nosotras necesita. Cristina, hoy has traído de vuelta a la Pepilla, hoy una semilla nueva ha nacido

Pepi Ramos SoriaNaturopata y maestra de baile

Gracias a este taller de canto terapéutico, he conseguido liberarme de malos recuerdos y he aprendido a sentir con mas optimismo la vida y a cambiar en mi forma de afrontar los obstáculos. Ha sido una gran experiencia muy enriquecedora. Muchísimas gracias, Cristina. Me gustaría mucho hacer otro tallers para seguir avanzando.

Cristina MurilloJardinera

Yo Eeeesssttthheeer… no quiero que termine este día tan especial, uno de los días de aprendizaje de mi vida. Se que a partir de hoy van a cambiar muchas cosas en mi interior. Gracias a ti, Cristina, que por poco que te conozco, ya te siento muy dentro de mi y mas con tu notas y tus acordes que hacen que reviva hasta aquello que no respira. Gracias por tu sonrisa, tu energía que hace que uno sea mas consciente de si mismo y tu encanto como profesional del canto entre otros. Gracias por enseñarme a balancear el yo soy, yo puedo, yo hago y observo lo que he conseguido!!! por eso este regalo para ti: Todo lo que siento, todo lo que soy, todo lo que digo es solo para ti.

Esther RuizEstilista, profesora de baile

Las clases que ofrece Cristina son estupendas para encontrar tu voz, y sacar aquellas cositas que hacen que no nos sale bien, que alguna nota nos cuesta más de lo normal. Su método es muy suave y eficaz para ayudar a afinar enseguida y descubrir que puedes cantar mucho mejor de lo que solemos pensar. A la vez su enfoque permite encontrarse mejor uno mismo a nivel interior. Muy recomendable tanto para principiantes totales cómo para aficionados avanzados.

Olivier CharlotProfesor de canto

Acepté vivir esta super experiencia que me propuso mi mamá y me pareció muy buena idea. La verdad es que me lo he pasado mejor de lo que yo esperaba. Yo canto y grabo covers en Instagram pero quería conocer mas mi voz y aprender técnicas para controlarla. Este taller me ha ayudado a la vez a eliminar malas energías y estoy muy agradecida también por esto.

Elisabet LizanaEstudiante de 4ºESO aficionada a la danza y al canto

CANTO PRENATAL

El canto, para mi, es energía que fluye desde y hacia el cuerpo. Estando embarazada decidí aprovechar para mejorar esta vibración sonora y, tal vez así, conseguir que la pequeña criatura que crecía en mi se beneficiase de esta vibración y los efectos positivos que la misma tenía en mi. Sabía que mi bebé escuchaba todos los sonidos fisiológicos de mi cuerpo y pensé que porqué no irle acostumbrando al sonido de la música y de mi voz mediante el canto. Durante una clase con Olivier, me comentó la existencia de las clases de canto prenatal con Cristina Franch y, la verdad, sentía que estaba viviendo un momento tan bonito que decidí probar con los ojos cerrados. Al hablar por teléfono con Cristina me convencía más de que algo bonito y agradable nos aportaría….Durante el embarazo las clases de canto y la práctica del canto prenatal fueron una herramienta para sintonizar con mi cuerpo y mis emociones de futura mamá, además de un bonito hobbie.
El poder cantar y sentir las diferentes zonas de mi cuerpo vibrar cuando estaba embarazada era una experiencia agradable y que me daba conciencia de lo que estaba pasando en mi cuerpo, mi voz cobraba fuerza y afinaba su carácter. Disfrutaba mucho cantando durante el embarazo y haciendo los ejercicios con Cristina y en mi casa, aún los hago ahora que mi bebé tiene 3 meses y todavía percibo los efectos positivos y lo calmada y receptiva que está mi hija cuando canto. Mi hija es risueña y muy despierta y cuándo le canto ella me mira, sonríe e incluso mueve si boquita, su cara de felicidad me llena el corazón y me apetece seguir cantándole, es una experiencia enriquecedora y  que conecta más con mi hija.
La clases con Cristina eran, no solo una terapia para mi voz sino para esa incertidumbre que se vive durante el embarazo. Me sentía segura y feliz en las clases, Cristina tiene una mirada que da fuerza, confianza y libertad para ser tu misma, sin temer ser juzgada. Me sentía muy cómoda incluso, con ejercicios de voz nuevos o que no me salían como yo creía que tenía que ser, me divertía mucho con  la profesora y las clases me resultaban dinámicas pero a la vez terminaba la clase con una sensación de ligereza en mi cuerpo y mente y me sentía calmada, liberada y feliz  de poder estar cantando para mí y mi bebé.
Los sonidos graves que había practicado durante el embarazo con mi pareja, resultaron muy útiles durante las contracciones. Escogí una de las canciones que habíamos cantando durante el embarazo y se la cantamos a nuestra hija cuando nació y sentimos que la reconocía y le daba esa seguridad que había sentido dentro de mi barriga. En los días cercanos a su nacimiento y cuando la pequeña lloraba y no sabíamos muy bien cómo calmarla le cantábamos la canción y se tranquilizaba y muchas de las veces se dormía
Nuestra hija de 3 meses escucha ahora la lluvia de sonidos, una canción a piano que tocaba Cristina en casi todas las clases de canto prenatal, y se queda como hipnotizada y concentrada en el sonido del piano que escuchó antes de nace además de que parece que se quiere acercar más para escucharlo mejor. Nos da la sensación de que ella ya ha nacido con muchos de los beneficios que aporta la música y el canto y pensamos continuar cantándole y aprendiendo con Cristina para que nuestra hija crezca rodeada de los estímulos que la música.

Laura SantanaInfermera